viernes, 12 de octubre de 2007

Origen de los Juegos Modernos


Los Juegos Olímpicos de la Era Moderna fueron impulsados por iniciativa del barón Pierre de Coubertin y comenzaron a gestarse el 25 de Noviembre de 1892 en la Sorbona de París donde, a través de una serie de conferencias, solicitó a sus pares universalizar el deporte y renacer el espíritu de los Antiguos Juegos, bajo el lema Citius, altius, fortius (Más rápido, más alto, más fuerte).

Comité Olímpico Internacional

Surgió así el Comité Olímpico Internacional (COI) y el 23 de Junio de 1894 se celebró su primer congreso, con la asistencia de 15 países representantes. Así se proclamó formalmente la renovación de los Juegos Olímpicos.
En ellos podrían participar los mejores atletas de todos los países pertenecientes a las organizaciones deportivas que estuvieran adheridas al COI. Los participantes deberían demostrar que solamente realizaban su deporte por afición, claúsula que provocó inconvenientes en varias ediciones y que posteriormente se entendió como perimida, ante la gran cantidad de dinero que comenzó a circular alrededor de los atletas y de esta cita en particular.